924090606

Lavavajillas

Servicios de reparación de lavavajillas

Si la avería se produce poco tiempo después de la compra, lo más probable es que se haya producido un error de fabricación, el cual la habrá provocado. En estos casos la marca se hace responsable de la reparación y el coste derivado al completo.

Son muchas las empresas que ofrecen servicios de reparación de lavavajillas y otros electrodomésticos, sin embargo es recomendable contactar exclusivamente con empresas acreditadas que trabajen con el fabricante. O contactar directamente con el propio fabricante, sobre todo en si la garantía todavía está vigente.

Si necesitas una reparación del lavavajillas, en este post te ofrecemos todas las claves, independientemente de si vas a ser tú quien afronte la reparación o si vas a contactar con una empresa de reparaciones.

¿Cómo saber de qué avería se trata?

Dependiendo del problema que presente el lavavajillas sabremos de qué avería se trata.

Un lavavajillas cuenta con multitud de piezas que forman parte de un circuito muy complejo, además se trata de un electrodoméstico que, en la mayoría de hogares, se utiliza a diario, por eso es normal que sufra un desgaste superior a otros dispositivos y pueda sufrir daños, aunque en la mayoría de los casos, reparables.

Averías más comunes del lavavajillas

Existen muchas averías que pueden afectar a un lavavajillas, sin embargo te vamos a contar cuáles son las más habituales y recurrentes. Todas ellas son reparables si contactamos con una empresa especializada

La pastilla no se disuelve durante el lavado

Es uno de los problemas más comunes en los lavavajillas, una vez finaliza el programa de lavado, la pastilla no se ha disuelto y la vajilla no queda limpia.

Lo primero que pensamos es que puede ser problema de la pastilla, o bien de la estanqueidad del dispensador, pero en la mayoría de los casos el problema no tiene nada que ver con la parte del lavavajillas que protege la pastilla.

¿Cómo repararla?

El problema mayoritario tiene que ver con una obstrucción del aspa superior, obstaculizando que el agua no llegue a golpear la pastilla correctamente, y por lo tanto la pastilla no se disuelve por completo.

También puede ser que haya un problema con el dispensador, también llamado cajetín, o que la muesca se haya desgastado, o bien que el cajetín estuviera excesivamente húmedo y no haya disuelto poco a poco la pastilla.

Las luces permanecen fijas

Los pilotos en ocasiones permanecen encendidos permanentemente, o bien parpadean sin que el lavado se ponga en marcha.

En estos casos no suele ser necesaria una reparación, las luces no nos avisan de ninguna necesidad mecánica, sino que son señales que detectan falta de sal o abrillantador. Otra posibilidad es que los pilotos nos estén avisando de que la puerta del lavavajillas permanece abierta, esa es la razón por la que no se pone en marcha.  

¿Cómo repararla?

En este caso no es necesaria ninguna reparación. Si los pilotos lumínicos de tu lavavajillas no se apagan o parpadean revisa la sal, el abrillantador o asegúrate de que la puerta está correctamente cerrada.

Diferencias de lavado entre niveles

Este es un problema también muy común. Puede que durante algunos lavados apenas lo percibas, pero que con el tiempo se vaya agravando hasta que se haga evidente la diferencia de lavado en ambos niveles.

Si la parte de la vajilla situada en el tren inferior no está tan limpia como la situada en el tren superior el problema se encuentra en las hélices. Puede tratarse de una circunstancia puntual, provocada por un cubierto que no ha permitido que la hélice girase correctamente, o bien puede deberse a un problema mecánico.

¿Cómo repararla?

Si lo que está provocando el problema es un fallo mecánico en el giro de la hélice, lo mejor es desmontarla y evaluar sus piezas. A veces el problema es que las salidas de la hélice están obstruidas, de hecho es una circunstancia muy común. En ese caso, basta con liberar esta zona para que la hélice gire en condiciones óptimas y el agua llegue a toda la vajilla por igual.

Problemas con el desagüe

Si cuando abres el lavavajillas todavía queda agua en la parte baja, tu lavavajillas tiene un problema con el desagüe. A veces incluso, el ciclo de lavado no llega a finalizar ya que el lavavajillas detecta un exceso de agua en su interior.

Si se da este caso debemos tener en cuenta varias posibilidades, ya que son al menos tres las razones por las que se puede ar este caso:

  • Atasco en las tuberías o la manguera
  • Obstrucción en la bomba del desagüe
  • Fallo de corriente en el módulo eléctrico

¿Cómo repararla?

Lo mejor es que contactes con un técnico. Puedes revisar las tuberías y la goma que conecta el electrodoméstico a la red de desagüe general, si no detectases ningún problema, tendrías que evaluar la corriente que alimenta el módulo eléctrico. Aun así, en cualquiera de los casos, siempre es recomendable contactar con una empresa profesional.